fbpx

¿Cuál es el mejor calzado para las embarazadas?

El embarazo es uno de los momentos más felices y especiales en la vida de una mujer, pero también es una etapa en la que el cuerpo sufre importantes cambios. Esto implica que debes adecuar tus prendas e incluso tu calzado a tu estado. La clave es poner énfasis en la comodidad, pero no por ello tienes que renunciar a tu estilo. En este artículo te contamos cuál es el mejor calzado para las embarazadas, los tipos de zapatos o sandalias que mejor se adaptan a ti en estos nueve meses tan importantes de tu vida.

¿Por qué las embarazadas deben llevar calzado especial?

A partir del segundo trimestre de embarazo, los cambios corporales se hacen más patentes. Los pies son una de las partes del cuerpo que más sufren con esta transformación. Por un lado, las embarazadas son más propensas a la inflamación en los pies debido al aumento de peso. Además, se produce una variación en el eje de gravedad, lo cual influye en el punto de equilibrio.

Por estas razones, es imprescindible que las mujeres embarazadas lleven un calzado que se adapte a sus necesidades y que les permita estar lo más cómodas posible. Como ya te hemos dicho, esto no significa que tengas que renunciar a tu estilo. Al contrario, puedes estar cómoda manteniendo tu look de siempre y sintiéndote más guapa que nunca.

El mejor calzado para embarazadas

A continuación te aconsejamos diferentes tipos de calzado que se convertirán en el mejor complemento para tus pies hasta el momento que des a luz.

Zapatos de suela/horma ancha

Sin duda dentro del mejor calzado para embarazadas están los zapatos de suela ancha. Estos tienen una mayor superficie de apoyo, con lo cual se aumenta el equilibrio y se garantiza un mejor soporte del peso. Además, con los zapatos de horma ancha se evitar los roces y quemaduras provocadas por la hinchazón de los pies.

Calzado con plataforma

Si eres una futura mamá trabajadora y has de acudir a la oficina o a tu puesto de trabajo habitual, el calzado con plataforma es una buena solución, sobre todo como reemplazo a los zapatos de tacón. Lo ideal es que la plataforma no sea demasiado alta y que proporcione un buen apoyo al pie. Y para el verano, puedes optar por sandalias con plataforma.

Una gran mayoría de embarazadas coincide en que las sandalias con cuña están entre el calzado más cómodo. Su principal ventaja es que la suela en forma de cuña ofrece un buen apoyo sin influir demasiado en el punto de equilibrio. Además, al ser un calzado abierto permite tener los pies más frescos durante los meses de más calor.

Zapatos de tacón medio

¿Creís que por estar embarazada ya no ibas a poder usar tacones? Nada más lejos de la realidad. Eso sí, ten en cuenta que no podrás usar tacones demasiado altos, ya que te será más difícil mantener el equilibrio y te cansarán mucho más los pies. Lo ideal es llevar zapatos con tacones con un máximo de cuatro o cinco centímetros.

Sandalias de cuña

Zapatillas deportivas con cordones

Las zapatillas deportivas o tennis están diseñados con el objetivo de ofrecer el mayor confort posible. Además, son el complemento ideal para un look informal, por ejemplo con un chándal o con unos jeans. Lo más recomendable es que el talón esté ligeramente elevado con el objetivo de mejorar la estabilidad.

Como última recomendación, te aconsejamos que busques calzado que esté elaborado con materiales suaves y flexibles, por ejemplo los tejidos naturales o semisintéticos. Este tipo de materiales transpira mejor y permite que el calzado se ajuste mejor a la forma del pie. Por el contrario los tejidos sintéticos son más rígidos, incómodos y son más propensos a ocasionar rozaduras.

Esperamos que el artículo te haya servido de ayuda. Antes de terminar solo nos queda una cosa: desearte lo mejor para ti, tu familia, y para el nuevo miembro que está en camino.

SUBIR