¿Sabes cómo limpiar las avarcas menorquinas? Una vez que te has decidido a apostar por incluir este calzado en tu armario, desde Markaroli te enseñamos a mantenerlo en las mejores condiciones durante años.

En otros post te hemos hablado sobre cómo puedes reconocer unas avarcas menorquinas auténticas. En esta ocasión queremos darte pautas sobre cómo cuidar tus sandalias de piel para procurar que se deterioren lo menos posible.

¿Te interesa mantener tus avarcas nuevas en buen estado? Toma nota de nuestros tips a continuación.

¿Cómo limpiar las avarcas menorquinas?

Tus menorquinas de piel sufren un inevitable proceso natural de envejecimiento con el uso prolongado. Uno de los aspectos más importantes en el mantenimiento de tus avarcas es la limpieza. Sin realizarla de forma adecuada, las menorquinas se irán estropeando y perderán ese aspecto original tan bonito que te llevó a comprarlas.

Cuando pensamos en cómo limpiar unas avarcas menorquinas debemos tener en cuenta el material con el que están hechas. Muchos de nuestros diseños están realizados exclusivamente en piel y otros cuentan con una parte de ante que se limpia de una forma un tanto diferente.

A continuación te indicamos cómo limpiar unas avarcas menorquinas paso a paso.

Cómo limpiar avarcas menorquinas de piel

  • 1º Elige un cepillo de cedras para quitar los restos de suciedad y polvo.

En este punto es importante que elijas un cepillo de calidad de cedras duras para que a la vez que quitas la suciedad no dañes la piel de tu sandalia. Puedes optar por cepillos de pelo sintético o los de pelo de crin de caballo.

  • 2º Pasar un paño húmedo

Después de pasar el cepillo a tu avarca, frota con un paño húmedo de forma suave. Es importante que no esté demasiado mojado. No olvides pasarlo tanto por dentro como por fuera.

  • 3º Aplícales una capa de betún o grasa

Es importante que de vez en cuando apliques una capa de grasa o betún para que la piel de tu sandalia esté hidratada y no acabe cuarteada por el paso del tiempo.

Para este paso debes utilizar un cepillo de cedras naturales.

  • 4º Deja que se sequen

Una vez que ya has terminado todo el proceso deja que se sequen al aire libre en un lugar ventilado.

Si quieres alargar la vida de tus avarcas es mejor que cuentes con varios modelos y te las pongas días alternos.

Cómo limpiar manchas en menorquinas de ante

Las avarcas cubiertas de ante tienen un diseño muy elegante y quedan muy bien para todos los  tipos de ouffit. Sin embargo, platean el inconveniente de que las manchas son más difíciles de eliminar.

Para llevar a cabo el mantenimiento de unas sandalias de ante tienes que seguir los siguientes pasos:

1º Si tu menorquina no es toda de piel y está compuesta por ante, puedes utilizar cepillos de cedras metálicas de latón o mezclas entre naylon rígido y latón.

2º Para las manchas del roce propias del día a día, lo mejor es un trapo húmedo y una gotita de gel. Acuérdate de aplicar la mezcla por todo el zapato para evitar que se queden cercos y, una vez extendida, enjuaga agua y elimina todos los restos de jabón que permanezcan.

3º Elimina las manchas más difíciles con agua con amoniaco. Si son manchas más complicadas puedes sustituir el gel por amoniaco.

4º Ataca las manchas de aceite y grasa con polvos de talco. Si te manchas de grasa lo primero que debes hacer es secar la mancha con un paño de microfibra hasta que la humedad desaparezca pero no frotes la mancha, de esta forma evitarás que se extienda.

Posteriormente aplica talco sobre las manchas y sacude.

Cómo limpiar la suela de yute

Otro elemento característico de nuestras menorquinas es la suela de yute y, claro está, para garantizar la buena conservación del calzado, debe permanecer limpia.

Son muchos nuestros diseños de avarcas de mujer y avarcas de hombre que cuentan con la suela de yute. Por ello, a la hora de afrontar cómo limpiar las avarcas menorquinas debemos tener este aspecto en cuenta.

Para limpiar la suela de yute debes seguir los siguientes pasos:

  • Utiliza un trapo de algodón seco para eliminar el polvo más superficial.
  • Prepara una mezcla con agua y un poco de detergente.
  • Con un cepillo de dientes frota la suela con la mezcla jabonosa que hemos obtenido anteriormente. Hazlo con suavidad para evitar que las fibras se rompan.

4 consejos para conservar tus menorquinas en perfecto estado

Una vez que ya sabes cómo limpiar las avarcas menorquinas, debes aprender a conservarlas de forma adecuada para evitar que se deformen o ensucien más de lo necesario.

Con nuestros consejos conseguirás lucir tus menorquinas perfectas cada temporada, por lo que ahorrarás dinero y podrás disfrutarlas en perfecto estado durante mucho tiempo.

  • Guarda tus abarcas en su caja o en una bolsa de tela cuando no vayas a utilizarlas durante un prolongado espacio de tiempo. De esta forma, evitarás que cojan más polvo del normal y será más fácil limpiarlas.
  • Cuando no las vayas a usar pon en las palas de las avarcas nuestros cartones Markaroli, tal y como estaban cuando las adquiriste, para evitar que se deformen.
  • Ya te hemos enseñado cómo limpiar las avarcas menorquinas. Sin embargo, para llevar un correcto mantenimiento es conveniente pasarles un cepillo pequeño siempre que vayas a usarlas para eliminar las pequeñas motas de polvo que puedan quedar adheridas.
  • Si a pesar de seguir los pasos que te hemos dado sobre cómo limpiar avarcas menorquinas, te sigue preocupando el estado de tu calzado puedes usar sprays protectores que evitan que se acumulen las motas de polvo que deterioren el calzado con el paso del tiempo.

Desde Markaroli te aportamos calzado de calidad. ¿No sabes cuál elegir? Contacta con nosotros y te ayudaremos a decantarte con el modelo que mejor va contigo.