Las avarcas menorquinas: tradición y modernidad

Planear un viaje a Menorca no exige solo trazar un itinerario que contemple calas escondidas, montes o pueblecitos costeros. En ocasiones, como viajeros soñadores que somos, necesitamos algo más. Queremos implicarnos en la magia de este precioso destino isleño. Seguro que te identificas con esta definición. Es más, te estarás preguntando cómo mejorar tus vacaciones de relax en Menorca. ¿Qué tal te suena pasear por todos estos parajes únicos calzando unas avarcas?

La tradición del calzado menorquín

Su origen rural se remonta, según dicen los historiadores y los apasionados de este calzado tan ligado a Menorca, hacia el año 200 a.C., cuando los honderos o lanzadores de piedras las llevaban durante sus luchas contra los romanos. Poco a poco, el campesinado isleño empezó a adoptarlo para sus labores de campo. Hoy en día, las avarcas de Menorca son más sofisticadas y únicas a medida que pasa el tiempo, pasando a ser parte del calzado habitual de todo menorquín y todo amante de Menorca.

Las sandalias menorquinas en la actualidad

Sin quitarle protagonismo al origen rural y humilde de las avarcas, no cabe duda de que a día de hoy se han convertido en un signo de identidad de Menorca. Si apreciamos los diseños de artesanos especialistas como los que puedes encontrar en nuestra tienda online, vemos que se han convertido en un calzado único y especial que salpica de elegancia las actividades de ocio y, por supuesto, de turismo a través de la naturaleza de Menorca. Hoy en día, hombres, mujeres y niños de todas las edades pueden disfrutar de historia y modernidad en un calzado de lo más cómodo.

¿Avarcas o abarcas?

Seguro que en varias ocasiones te has encontrado con este excepcional calzado escrito tanto con uve como con be. Si has querido ampliar tu información sobre estas sandalias llenas de tradición, queremos ayudarte a que salgas de dudas explicándote por qué se escribe de ambas formas. La palabra castellanizada, «abarca», tiene un significado más amplio que engloba sandalias de otras regiones de España. Con la uve, sin embargo, nos referimos con exclusividad al calzado de origen menorquín. Una manera más de destacar la singularidad de las sandalias de Menorca.

Esperamos haber despertado tus ganas de adquirir tus sandalias menorquinas para estos soleados días de verano. Pasear junto a las aguas azul turquesa de Menorca o caminar por sus acantilados con ellas es una experiencia de lo más menorquina. Si les das una oportunidad y eliges el diseño que más te guste, tendrás la ocasión de experimentarlo en tu propia piel y convertir tus vacaciones de verano en algo imposible de olvidar.


Y tú, ¿eres más de avarcas o de abarcas?