6 trucos para que los zapatos con tacón no te dañen los pies

Los zapatos con tacón estilizan, ganas en altura y son muy elegantes. Nos encantaría llevarlos puestos cada día para ir al trabajo o a hacer otras actividades. Sin embargo, este tipo de zapato a veces no resulta tan cómodo como esperamos y nos hace daño en los pies. ¿Podemos hacer algo para evitarlo?

Trucos para que no te hagan daño los zapatos de tacón

No vamos a negar que en más de una ocasión hemos visto a alguien, con unos tacones altos durante todo el día o caminando largas distancias, y nos hemos preguntado “¿cómo los aguanta?”. Pues bien, hoy queremos desvelarte ese secreto. Lo hacen gracias a estos trucos que te damos a continuación: 

Elige zapatos de tacón artesanales

Pies de una persona

Descripción generada automáticamente con confianza media

Este es sin duda el punto principal para evitar que los zapatos con tacón te duelan. Es cierto que en el mercado se encuentran miles de modelos de zapatos, pero muchos de ellos de baja calidad. Nuestro pie debe ir calzado con un zapato que se adapte a su forma y que le aporte la máxima comodidad posible. Esto solo lo conseguirás con un zapato fabricado pensando en la forma del pie y con materiales de buena calidad como la piel. 

Hidrata y exfolia

No, no te has saltado a una página de belleza facial, sigues en una de zapatos. Aunque los pies suelen ser los grandes olvidados de nuestro cuerpo, antes de usar tacones, debemos exfoliar e hidratar bien. De esta forma, la piel estará suave y el calzado se adaptará mucho mejor. Las durezas que aparecen por no cuidarnos los pies nos harán mucho daño, incluso si llevamos puestos unos zapatos de buena calidad. 

Pedicura

Y seguimos con el cuidado de los pies. Es muy importante que elimines las durezas y las uñas encarnadas. Estas también deben ir cortas con el fin de que no se claven en los zapatos y te causen daño en los dedos. 

Elige bien tu número

Un pantalón de mezclilla

Descripción generada automáticamente con confianza baja

Por más que te gusten unos zapatos con tacón, si no son tu número, es decir, si ya notas una presión que no debería estar al probártelos, no los compres. Tampoco elijas un número más grande pensando que así te harán menos daño. Todo lo contrario, se saldrán mientras caminas y tendrás que forzar el pie a una posición concreta, lo cual provocará fricciones y ampollas. El zapato debe ser de tu medida. 

Cinta de doble cara

Uno de los motivos por el que nos duelen los pies al usar tacones es por el efecto chancla que hacen al caminar. Con una cinta de doble cara pegada en el interior, que se pegará también a nuestro pie, caminarás de forma más segura. 

Plantillas metatarsianas

Estas plantillas que normalmente las ponen donde fabrican los zapatos, impiden que todo el peso del cuerpo recaiga en el metatarso y evita el dolor en esta zona. 

Estamos seguros de que, con estos trucos, tus pies estarán a salvo. ¿Aún no tienes unos zapatos con tacón de buena calidad? Pues entra en nuestra tienda online y elige los que te gusten. Todos nuestros modelos son artesanales, cuidados al detalle y fabricados en España con materiales de alta calidad. 

SUBIR